Home

Noticias

Catarsis y reconciliación eurofan en la primera ESPre-Party de Madrid

No hay comentarios Sin categoría

Pasión, catarsis y reconciliación eurovisiva en Madrid. Cerca de 2.000 eurofans, llegados de todos los rincones de España y Europa, abarrotaron el sábado la mítica sala La Riviera para vivir un evento histórico: la primera Pre-Party de Eurovisión en España, el primer evento oficializado por la Unión Europea de Radiodifusión y organizado por eurovision-spain.com que se realiza en nuestro país, después de 48 años con la victoria de Salomé en el festival de 1969.

Esta primera Pre-Party, cuya retransmisión en Facebook Live cuenta ya con más de 40.000 reproducciones, sirvió para que, tras la polémica preselección de febrero, por fin el representante español en Kiev, Manel Navarro, recibiera el calor, el apoyo y el aplauso de los eurofans tras interpretar su Do It For Your Lover a dos semanas de viajar a Kiev. Eso sí, animados por las ex representantes Ruth Lorenzo y Barei, que pidieron expresamente el respaldo a la candidatura del joven cantante de Sabadell.

“Vosotros me enseñasteis a amar Eurovisión. Gracias a vuestro cariño, me hicisteis sentir parte de la familia de Eurovisión y espero que este año hagáis lo mismo, que todo el mundo se entere de lo que valen los eurofans”, dijo Ruth Lorenzo en un intento de normalizar la situación.

Barei fue más firme en su discurso, y justo antes de traspasar el testigo como representante oficial a Manel Navarro, manifestó: “(Manel) se merece vuestro apoyo como también se lo merecían los demás, por supuesto, Mirela, Maika, Leklein, todos. Os pido que respetéis, sobre todo cuando no depende de uno. Acabo de hacer un tema contra el bullying, I Don’t Need To Be You, y creo que tenemos que empezar por uno mismo y no tanto echar balones fuera, porque en el anonimato es muy fácil hacerlo”.

Al margen de ello, en esta primera ESPre-Party se superaron todas las expectativas iniciales con la participación final de 21 delegaciones internacionales, que justo antes de subirse al escenario atendieron a la prensa en un meet & greet en su cuartel general, el hotel Meliá Galgós en el céntrico barrio de Salamanca de Madrid, y desfilaron por una imponente alfombra roja a orillas del Río Manzanares repleta de fans, que hicieron sentir a los artistas el calor, el apoyo y la energía del público eurofan español.

Por el escenario, precedidos por unas postales de presentación con imágenes históricas del país en Eurovisión, pasó el vozarrón de la albanesa Lindita, una de las artistas más ovacionadas de la noche cuando interpretó World; la belga Blanche, con una sobria pero compacta ejecución de City Of Lights; el búlgaro Kristian Kostov, camaleónico, divertido y con mucho talento a pesar de sus sólo 17 años con Beautiful Mess; la naturalidad y simpatía a raudales del austriaco Nathan Trent con Running On Air; la elegancia de la checa Martina Barta y My Turn; y la fuerza chipriota de Hovig con Gravity.

La francesa Alma deslumbró con un buen directo de Requiem, la distante georgiana Tamara Gachechiladze impresionó con su torrente de voz al interpretar Keep The Faith, y la delicadeza del Dying To Try del irlandés Brendan Murray enamoró al público, que se entregó a la fuerza y pasión mediterránea con I Feel Alive del israelí IMRI.

Los sonidos electrónicos llegaron con el Line de los letones Triana Park y el Rain Of Revolution de los lituanos Fusedmarc, mientras que los moldavos Sunstroke Project incendiaron el escenario a ritmo de Hey, Mamma! al igual que lo hizo el montenegrino Slavko Kalezic con un atrevido vestuario y una impactante coreografía para versionar Space y la española Bandido.

La polaca Katia Mos hizo alarde de voz en su interpretación de Flashlight, los rumanos invitaron a todos a bailar y tararear su ya pegadizo Yodel It! y la carismática Valentina Monetta, de San Marino, hizo a la sala caerse con Spirit Of The Night junto con Jimmie Wilson.

Otro de los favoritos de la noche, el sueco Robin, demostró su gran porte en La Riviera con I Can’t Go On, mientras que los suizos Timebelle enamoraron con Apollo y la serbia Tijana Bogicevic impresionó con la fuerza de su interpretación de In Too Deep.

La primera ESPre-Party se cerró con los duetos de Manel Navarro y el búlgaro Kristian Kostov, que versionaron Shape Of You, y del español con el sueco Robin, que interpretaron Free Falling. Esta Pre-Party también contó con las actuaciones de Ruth Lorenzo, que volvió a demostrar su poderío vocal con Dancing In The Rain y Gigantes; Barei, que abrió la noche con Say Yay! y I Don’t Need To Be You; y la invitada especial, la portuguesa Suzy, que deleitó al público con una versión muy personal de Amar Pelos Dois, el tema que en voz de Salvador Sobral representará a Portugal en Kiev.

Al concierto, le siguió una sesión hasta las seis de la madrugada con la mejor música eurovisiva de la mano de Víctor Escudero, ayudante de cabina de la delegación de TVE en Eurovisión y redactor en eurovision.tv.

Puedes ver todas las actuaciones y postales de los participantes en la #ESPre-Party en nuestro canal de YouTube: https://www.youtube.com/user/EUROVISIONSPAINCOM/videos?disable_polymer=1

CON LA ORGANIZACIÓN DE:

OFFICIAL RELATED EVENT

CON EL PATROCINIO DE:

CON LA COLABORACIÓN DE:

ENTRADAS YA A LA VENTA EN:

Aviso legal | Acceso